Un lugar comercial

 

Conocido por sus bajos precios y la gran cantidad de concurrencia que tiene este sector de la comuna de Recoleta. Es la razón por la que se ha transformado durante estos últimos años en la opción de muchos chilenos para ir a comprar vestimenta y variados productos.

 

De lunes a sábado entre nueve y diez de la mañana, comienzan abrirse las puertas de las tiendas del barrio patronato. Se puede ver a lo largo de las diferentes calles, los coloridos puestos de ropa y accesorios que están a la venta. Al pasar frente a uno de estos puestos los vendedores te ofrecen sus productos esperando con entusiasmo que le compres algo. Al caminar se siente en el ambiente el olor a mote con huesillo, de los diferentes carritos ambulantes, que se ubican en las esquinas de cada vereda para saciar la sed de los compradores diarios que visitan la locación.

Durante los días de semana la cantidad de gente que va al se dirige al barrio patronato es menor en comparación a los fines de semana, según cuentan los que trabajan en el sector. “En la semana es bien tranquilo a diferencia de los días sábados que las calles están llenas”, afirma Paola Labra. Joven que atiende un negocio llamado “Dida”, ubicado en Patronato con Antonia López de bello y tiene como característica estar pintado entero de color rosado.

 Un día sábado en patronato

 En la mañana alrededor de las nueve, se inicia el ajetreado día para los vendedores del barrio patronato. Las personas van llegando de a poco y se pasean por los alrededores mirando, buscando algo que les guste para comprar. Pasan las horas y llega más gente, entre esa gente lo que más se ve son mujeres de todas las edades. Ellas se prueban ropa, se miran al espejo, preguntan como les queda, piensan un poco y luego deciden si se compran la prenda o accesorio que les gustó. Los comerciantes al lograr la venta ponen cara de satisfacción.

Son como las cuatro de la tarde y apenas se puede caminar por las veredas, por la gran cantidad de transeúntes que hay, se ven gordos, flacos, altos y bajos. Personas de todo tipo de estilos. Se siente el calor de las personas en multitud,  al chocar para pasar de un lugar a otro.

Roberto Tusso (20), un joven alto de pelo claro que venía saliendo de comprarse un gorro de la tienda “Dada”, ubicada en asunción con patronato. Cuenta lo difícil que ha sido poder movilizarse con la cantidad de personas hay. “Por fin encontré lo que quería”, afirma con cara cansancio.

Pasa una hora y sigue habiendo mucha afluencia de personas y por los alrededores se pueden ver patrullas de carabineros merodeando el lugar, previniendo que ocurran asaltos o hurtos. Ya que en el barrio es muy común que suceda.

Son las cinco y media y en una patrulla policial ubicada en la esquina de Patronato con Santa Filomena estaba sentado, Rubén Acuña; Sargento segundo de la Novena Comisaria. Él  cuenta sobre la delincuencia del sector y de su incremento en los fines de semana.

“Los días sábados es cuando más hurtos y Asaltos con intimidación  hay”, afirma refiriéndose al motivo de la gran cantidad de vehículos policiales que habían ubicados en las diferentes esquinas de calles.

Son las 6:30 y Comienza anochecer, la gente comienza a caminar hacia el metro para iniciar el retorno a sus respectivos hogares.

Son las 7:30 y se comienzan a cerrar las cortinas metálicas y apagar las luces de las tiendas del barrio patronato.

Anuncios

~ por palipo en diciembre 9, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: